Galería Filtrante
Columnistas
Sociedad y Educación
Cultura
Medicina y Salud
Humor
Artículos Diversos
Ciber Información
Sala de C H A T
Juegos
Contáctenos
Directorio
Las mejores estaciones de México y el mundo.

Febrero 2019
D L M M J V S
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 1 2
3 4 5 6 7 8 9
 
Claudia Guerrero Martínez "ENTRE LO UTÓPICO Y LO VERDADERO"
 
Gilberto Nieto Aguilar "LIBERTAD Y EDUCACIÓN"
 
Martín Quitano Martínez "ENTRE COLUMNAS"
 
Evaristo Morales Huertas "VERACRUZ EN LA MIRA"
 
Luis Hernández Montalvo "MAESTRO Y ARTICULISTA"
 
César Musalem Jop
 "DESDE LAS GALIAS"
 
Ángeles Trigos
 "AIDÓS Q DíKE"
 
La mujer es lo más bello de la vida, cuidemos de ellas...

 

 

El arte de la persuasión

Noticia publicada a las 03:15 am 16/04/18

Por: VÍCTOR MANUEL TORRES.

Estimado lector, ¿recuerda algún buen discurso, arenga, alocución o disertación pública de algún político mexicano de los últimos tiempos? Si lo recuerda, ¿esa diatriba lo cimbró de pies a cabeza, lo motivó, le brindó alguna emoción? Esa experiencia, ¿lo hizo reflexionar para cambiar de opinión respecto a un asunto de interés nacional o lo llevó a experimentar un sentimiento patriótico efímero? Este redactor confiesa que no recuerda algo así.

De hecho, habría que remitirse a la historia para hallar a algún líder nacional que haya ejercido, para bien o para mal, su poder de convencimiento. Por ejemplo, aquel discurso que José López Portillo, alguna vez presidente de México, pronunció el primero de septiembre de 1982, en el marco de su último informe de gobierno. Ahí, dueño de un histrionismo casi macabro, pidió perdón a los pobres y a los desposeídos del país, pero culpó de ese abismo económico a los banqueros y a los “sacadólares”. Rechazó, tajante, cualquier culpa en la crisis (“soy responsable del timón, pero no de la tormenta”) y nacionalizó la banca en un santiamén.
Y luego de asegurar que “la pobreza estaba en su apogeo y la banca de capa caída”, espetó unas palabras asombrosas, inéditas para un jefe del Ejecutivo: “Es ahora o nunca. ¡Ya nos saquearon! ¡México no se ha acabado! ¡No nos volverán a saquear!”. Los aplausos del Congreso de la Unión fueron elocuentes. Lástima que aquel discurso estaba recubierto de falsedad, pues el saqueo fue mayor en adelante y ha continuado hasta hoy.
Valga el oprobioso recuerdo de hace 36 años como contrapunto para celebrar la aparición en español de una joya editorial que el sello Turner ha traído desde España. Se trata del libro 50 discursos que cambiaron el mundo, editado por el periodista escocés Andrew Burnet y en el que se reúnen y comentan medio centenar de brillantes ejemplos de pulida retórica, expresados por líderes mundiales que alentaron, también para bien o para mal, a una buena parte de la humanidad, sobre todo del siglo XX.
Se dan cita aquí joyas argumentativas que dieron aliento a una comunidad determinada, como los discursos de Mandela (“Hoy, día de mi liberación”), de Hável (“Nuestro ambiente moral está contaminado”), de La Pasionaria (“¡Viva el Frente Popular! ¡Viva la unión de todos los antifascistas! ¡Viva la República! ¡Los fascistas no pasarán! ¡No pasarán!”), de Adolfo Suárez (“Puedo prometer y prometo”) o de Arafat (“He venido con una rama de olivo en una mano y el arma de un luchador por la libertad en la otra”).
O bien, alegatos aberrantes como los de Goebbels (“Que se desate la tormenta”), de Himmler (“Quiero hablarles del exterminio del pueblo judío”) o de Sadam Husein (“A los nobles ciudadanos iraquíes quiero decirles que por nuestro país, por nuestro glorioso país y sus principios vale la pena que sacrifiquen la vida, el alma, la familia y a sus hijos”).
No falta, por supuesto, la que considero la más valerosa y conmovedora arenga en tiempos de guerra y defensa, aquella que pronunció Churchill ante su Parlamento en el marco del inminente avance alemán y del “milagroso” rescate masivo de soldados ingleses atrapados en Dunkerque: “Continuaremos luchando hasta el final. Lucharemos en Francia; lucharemos en los mares; lucharemos cada vez con mayor confianza y fuerza en el aire; defenderemos nuestra isla cueste lo que cueste; lucharemos en las playas, en los campos y en las ciudades; lucharemos en las colinas; ¡nunca nos rendiremos!”.
Quizá el mérito mayor de un libro como éste sea permitirnos corroborar aquella vieja afirmación que sostiene que quienes no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo. También es meritorio que el autor desmenuce cada discurso, ofreciéndonos no sólo el contexto en el que fue expresado, sino desarmando sus piezas para mayor comprensión del contundente mensaje.
Llama la atención que el único líder latinoamericano antologado sea el Che Guevara (“para ser revolucionario, lo primero que hay que tener es revolución”), y que estén ausentes grandes oradores como Fidel Castro (“La historia me absolverá”) o Salvador Allende (“Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica”).
Lo que sí es razonable es que no aparezca ningún mexicano. Pero para suplir esas ausencias salta a la memoria Cantinflas, personificando a un barbero arrojado de pronto al ruedo político, en su respuesta a don Próculo Ladrón de Guevara en la cinta Si yo fuera diputado (Miguel M. Delgado, 1952): “Pueblo que me escucha, aquí me tienen delante de ustedes y ustedes delante de mí, y es una verdad que nadie podrá desmentir. Y ahora me pregunto ‘¿por qué estoy aquí?’ Y en seguida tengo mi respuestación: estoy aquí porque no estoy en ninguna otra parte y porque ustedes me llamaron. Yo, contrariamente a lo que dijo cierto sujeto del que no quiero pronunciar su nombre pero que estoy viendo, no represento a ningún partido porque me represento yo solito. [Aplausos] Agradezco estos aplausos desnutridos, a la par que merecidos, que me incitan a seguir discurseando. Y ustedes se preguntarán: ‘y este joven de tan tierna edad, de aspecto tan distinguido, de facciones regulares y agradables, ¿será capaz de conducir la nave a buen puerto, será capaz de sortear todos los peligros hasta encontrar el faro de felicidad que nos deje positivamente seguros?’. Y este joven, este mismo que, entre paréntesis es el que les habla, les contestará: ‘a pesar de ser tan pollo, ¡tengo más plumas que un gallo! Y sobre todo tengo ganas de hacer justicia y darle al pueblo lo que el pueblo necesita. Yo al revés de otros les voy a dar pan, pero mucho pan, no bolillo, como siempre les han dado”. Sí, es un discurso actuado, pero maravilloso y, sobre todo, alentador.

Fuente: Excélsior.

[Regresar a la página principal]


www.sintesistehuacan.com - El conocimiento es infinito, es mejor compartirlo que negárselo a la humanidad.
 

 

*** SINOPSIS INFORMATIVA ***

ALGUNOS TIPOS DE GOBIERNO NO CAMBIARÁN...
No ganó el PRIAN pero algunos gobiernos a pesar de ser de "MORENA", están pintados de azul o rojo, más no de guinda. Pero esperemos que el Presidente AMLO logre su plan de austeridad en toda la república, porque en algunos municipios aún se dan el lujo de gastar los recursos a manos llenas a espensas del pueblo.

EN ALGUNAS ENCUESTAS, BARBOSA ES SOSPECHOSO DEL MAGNICIDIO
La gente del pueblo no es tonta y menos con la tecnología en manos de todo mundo, desde un niño hasta un anciano tiene al alcance las redes sociales que han venido a sustituir a los mentirosos de los medios masivos de "comunicación", puesto que su veracidad está más que opacada por el velo de la corrupción y los mejores postores para manipular la misma. Miguel es señalado por muchos como presunto responsable y no hay forma de cambiar ese parecer en las personas.

FUTURO INCIERTO PARA TEHUACÁN
En panorama económico para la ciudad de las granadas es fatal, en primera porque no hay inversionistas que deseen arriesgar su capital de forma seria y lo que sobra son especuladores, o dueños de capitales golondrinos que llegan “lavan” y se van a realizar la transa en otros países o Estados de la República.

SÍNTESIS DE TEHUACÁN
Este medio digital cumplió 13 años en esta gran lucha por informar a Tehuacán y alrededores, aún más allá de donde nuestra vista alcanza hemos logrado obtener lectores hispanos en otros países tanto en este continente como del otro lado de las aguas... hemos recibido críticas y demás pero es muy fácil escribir sin firmar sus letras o incluso hablar detrás de un anónimo, a ellos agradecemos que nos tomen en cuenta, pero más a los que nos brindan su preferencia y se suman a la gran cadena de los que quieren saber un poco más cada día. Síntesis de Tehuacán les desea salud, trabajo y nuevas experiencias hoy y siempre.

POLÍTICA A LA MEXICANA
Sé que Morena es la promesa de la transformación de la política en el país, el Estado y la ciudad, porque sugiere una transformación de modelo económico. Pero la llegada de Barbosa, esbirro del peñanietismo ha causado un desaguisado en las redes que lesionó al partido de la Regeneración, que volvió momentáneamente al pasado, donde los dedazos tipo PRI eran la panacea de las soluciones de los conflictos que existían entre los diferendos intrapartidarios.

UN "MORENA" MUY AL ESTILO DEL PRIAN
Las “invitadas” llenas de sorna, giraron en los ámbitos locales donde gustan de la grilla, es decir del escándalo político. El excandidato más desprestigiado de la historia del Estado de Puebla en una reunión dijo que nadie está a su altura, que son nada en comparación con él. ¿Como pretende crecer?

NO HAY CAMBIO CON POLÍTICOS CORRUPTOS Y MOCHOS
Un gran periodista que fue don Roberto Blanco Moheno dijo que: “para lograr transformaciones firmes, había que romper con los arcaicos moldes”. Y de esa manera tituló a su columna por el tiempo que la escribió.

EL PESO
El peso se ha depreciado más de 14 por ciento frente al dólar en su cotización oficial en lo que va del año. Las reservas internacionales han disminuido más de 8 mil millones de dólares en el mismo periodo.

LA FARSA PRSEUDOMORENISTA
Por necesidad hubo que aclarar a decenas de ciudadanos simpatizantes de Morena, que el acto del domingo organizado por el C. Barbosa, fue una manifestación de ensueño en pro de una obsesión política a la que no llegará, porque ni el estado físico del “cenador”, ni las condiciones del Partido de la Regeneración se lo van a permitir.

Voces unidas 1985: "Cantaré, cantarás...".

Estos libros recomienda el STAFF de Síntesis Tehuacán para ilustrarse acerca de lo que pasa en la actualidad.

 

Contatori per sitocontadores web

tracker